6.28.2006

MINIATURAS

Como he comentado en alguna ocasión, soy de ese tipo de jugadores que aprecian mucho los props, es decir, las ayudas visuales. Nunca les había prestado demasiada atención a las miniaturas hasta que llegó la nueva edición de Dungeons and Dragons, en la que se hace casi imprescindible el uso de estas. Al pasar bastante de ellas nunca me había dedicado a pintarlas, pero un día me decidí gracias a nuestra macro-partida anual de Space Hulk (un día os contaré con detalle). Me acerqué a una tienda de Games Workshop y les pedí que me enseñaran. En poco menos de quince días había pintado mi escuadra de marines (tuneados en plan Judge Dredd) y veinte Genestealers.

Desde entonces he ido pintando bastantes miniaturas de muchas casa distintas. Incluso he quedado dos veces segundo en los concursos de Speed-painting de las Gen Con de Indianápolis (pintas una mini en 45 minutos, la mejor pasa a la final). Así pues me he creado una opinión sobre las marcas con las que he trabajado y voy a compartir mis ideas con vosotros. Digo ya de entrada que lo que viene a continuación depende mucho del juego con el que pueda aplicar las miniaturas más que la calidad de la casa en cuestión, que como el valor en la mili, se les supone. Las fotos que acompañan son de piezas que he pintado yo mismo, algunas con mejor resultado que otras. Eso si, mi cámara es cojonuda para llevársela de viaje, pero fatal para las miniaturas, así que ya me perdonareis si alguna imagen es un poco borrosa.


Games Workshop


Seguramente esta es la casa de la que más miniaturas he llegado a pintar. Juego a Space Hulk, a Blood Bowl, a Mordheim y desde hace poquito también a Warhammer Fantasy. Además hay bastantes de sus referencias que aplicamos en nuestra campaña de Dungeons. La caja de goblins del Señor de los Anillos o la bolsa de zombies piratas de WH son ideales para representar masas en D&D, por ejemplo.


Finalmente encontré el juego que me motiva a pintar más muñequitos, el Warhammer. Llevo Skavens y debo tener más de 3000 puntos en mi ejército. El juego no es ni de lejos mi preferido, y hay más de dos y tres cosas que no me gustan para nada (por ejemplo las reglas de moral, debe ser cosa de los Skavens pero me parecen tremendamente desequilibradas), pero las miniaturas suelen ser muy bonitas. Incluso las de plástico tienen un nivel de detalle y de escultura muy buenos. ¡Que menos!, porque baratas, baratas no acaban de ser. En cualquier caso Ebay es tu amigo y gracias a sus subastas he conseguido mi ejército al completo por un precio razonable y por menos de la mitad de su precio oficial.


Me fastidia bastante su actitud empresarial de "con nosotros o contra nosotros" (y si no probad a decirle a un responsable de tienda que jugáis con sus muñecos a rol) pero en general su material es de gran calidad. Soy muy fan de sus juegos de mesa, sobretodo los de los '80, que he ido conociendo gracias a los miembros más veteranos de mi grupo de juego.


Estoy divagando. Las miniaturas son buenas y el metal es de gran calidad, las cajas con miniaturas de plástico son altamente versátiles de cara a las conversiones. Además las pinturas Citadel son tan buenas como cualquier otra que haya probado; otra cosa son los otros complementos como el césped, pegamento, la masilla, las lancetas y las limas, que siendo también de calidad pueden encontrarse más baratas en casas de maquetismo fuera del circuito Workshop.


Foto: Un minotauro de Mordheim, un principe demonio de WH 40.000 y un ingeniero brujo Skaven junto a una rata ogro.


Reaper


Esta casa tiene un catálogo impresionante y perfecto para la mayoría de campañas de fantasía. La calidad y variedad de monstruitos y héroes es brutal, seguro que tienen justo el muñeco que necesitas para tu monje semiorco (por decir la miniatura más complicada que me puede venir a la cabeza). Es muy probable que tengan en mente el D&D y algún que otro juego a la hora de planificar su producción porque ofrecen desde Beholders a Cthulhus en pequeñito, Deshuellamentes, Cocatrices.... Además cuentan en sus filas con una de las mejores escultoras del mercado, Sandra Garrity: es una viejuna adorable (algo así como Angela Lansbury) con un talento brutal. Sus dragones son una pasada.


El precio de las miniaturas es bastante correcto, te embuten en un blister un dragón entero de 18 centímetros de altura, de plomo por menos de 20€. En Workshop meterían en una caja enorme por un bicho de plástico y te saldría por 30 por lo menos. El plomo, eso si, es regulero; más de una vez escupe la pintura (así que hay que imprimarlo con cuidado de cubrir todos los recovecos) y salta con mucha facilidad. En cualquier caso, es una de mis favoritas de cara a poblar mis mundos de fantasía.


Un consejito por si pretendéis comprar alguno de sus productos. Esta gente venden online desde su web, pero te mandan el producto por MRW en lugar de por correo convencional. Esto provoca que cuando llega a la aduana te meten una ostia de impuestos de importación que te vuelven loco. Aconsejo hacerse la lista de las referencias desde su lugar y comprar a través de otra tienda online (tipo Noble Knight) que sirvan por correo convencional.


Foto: Un dragón de Sandra Garrity, una banshee, un contemplador y una ladrona tuneada para representar una changeling (cambiante) de Eberron.


Crocodile Games


Conozco pocas referencias de esta gente, pero la calidad de la escultura es indiscutible. Tienen un juego propio de batalla de ejércitos llamado "WarGods of Aegiptus". Otro Warhammer más supongo, pero con regusto puramente egipcio. Tienen una raza de hombres cocodrilo cuyas minis son preciosas, pero claro, ¿donde los metes fuera de su propio juego?. He pintado un par de yetis bastante majotes. Tal vez si sus figuras fueran más polivalentes tendría más...


Foto: Los yetis


Rakham


Los franceses que le están poniendo las cosas difíciles a GW. Tienen su propio sistema de batallas y no sólo la escultura, el diseño de las miniaturas es simplemente exquisito. El look del juego es impresionante (aunque admito que nunca he jugado). Los minotauros y los centauros son de los mejores que he encontrado, lástima que sea un poquito caro. De estas no os pongo foto porque de las que tengo están todas tan mal pintadas que me da vergüenza :-P.


Game Zone


La respuesta andaluza a Games Workshop. El preciosismo, la narrativa, el dramatismo y el detalle en la escultura son de lo mejor del mundo con diferencia. ¡No exagero! Echadles un vistazo a cualquiera de sus caballeros, ¡flipareis!. Son una gente que trabaja muy bien y se merecen estar entre los mejores. Bajo mi subjetivo punto de vista, su únicos hándicap es que al no poseer un sistema de juego para apoyar sus miniaturas se reclinan demasiado en los jugadores de Warhammer que puedan buscar figuras alternativas, y que, al centrarse tanto en WH pierden el sector de mercado que podría buscarles como algo parecido a Reaper, con nuevas y originales referencias fantásticas. El día que se decidan a esculpir un dragón nos vamos a quedar acojonados.


Magnificent Egos


Empresa de nombre rimbombante y sin duda de las más originales. Se hicieron conocidos por sus miniaturas de conjuros (muros de piedra, bolas de fuego, etc) y sus estupendas miniaturas de elementales. Como en todos los casos, la calidad de las minis es indiscutible, pero es que a estos su oferta sin competencia de cosas bizarras juega a su favor. Sus miniaturas de héroes son muy chulas, y los monstruos dan miedo. Tienen un hombre lobo que venden en sus tres fases (Humano, "Crinos" y lobo) en un mismo blister realmente espectacular.


Shadowforge


Esta peña vienen de Australia y básicamente esculpen figuras femeninas. De entrada esto me tiraría para atrás (por cutre y casposo), porque además la mayoría de sus referencias no son nada del otro mundo. La mayoría excepto las de su línea de Blood Bowl que es acojonante. Evidentemente nunca podrán decir oficialmente que es Blood Bowl, pero bueno, es evidente, ¿no? Tienen equipos de Monjas (tremendo), Elfas, Orcas (las verdes, no la ballenas), tías con casco... Son super sexys y ocurrentes.


Foto: Mi equipo de lizardmen (verdes) oficial de Workshop contra las "Kill Bill" que le pinté para su cumpleaños a un colega.


Evidentemente hay un montón de otras casas con tremendas referencias (Warmachine, Freeboter, Mindstalkers) pero todavía no me he metido en harina con ellas, así que todavía no puedo opinar con conocimiento de causa. Otro día. De mientras os podéis entretener con la mejor página sobre miniaturas que conozco, Coolminiornot.

6.08.2006

TERRENITOS

Estoy encantado con la nueva edición del Dungeons and Dragons. El sistema de juego está bastante compensado, suficientemente completo para mi gusto pero que no aturde y, principalmente, me parece divertidísimo. Toda la vida había evitado jugar con miniaturas, pero la verdad es que desde que jugamos al remozado D&D se me hace inconcebible plantear un combate sin ellas. Esto ha provocado la conveniencia de los soportes donde menear dichas miniaturas. Veamos los distintos utensilios que hemos probado de primera mano en nuestro grupo:

Combat Mats: Son cuadrículas impresas sobre una tela que acepta rotuladores veleda y que permite borrarlos más tarde. Son prácticas en general, pero con el tiempo nos han planteado una serie de problemas. Primero su tamaño fijo, que suele ser grande y a veces poco manejable. Segundo la suciedad, con el uso los trazos del mapa suelen ir dejando rastros y sombras que nunca terminan de desaparecer por mucho que frotes. Son algo aparatosas. Más tarde nos imprimimos Din A-3 con cuadrículas y después las plastificamos, ganamos en maniobrabilidad y el resultado es más o menos el mismo, a la vez que infinitamente más económico que los mats.

TACT-TILES: El sistema definitivo. Nos costó un poco conseguirlas porque cada vez que intentaba adquirirlas en convenciones extranjeras estaban agotadas. Finalmente el distribuidor del producto en UK se sacó unas del maletero para este vuestro servidor y pudimos disfrutar de la excelencia en el juego. No se dónde se pueden conseguir en España, pero las venden on-line desde USA. Permítanme que desarrolle:

Son piezas de plástico con la cuadrícula impresa, se borran con facilidad y no dejan rastro, se montan tipo puzzle y vienen en un conveniente maletín fácil de guardar. Se pueden poner las piezas justas en la mesa, las que se necesiten, y se van colocando otras sobre la marcha si conviene. Cuando el grupo se desplaza por el dungeon, se quita la primera pieza, se borra y reutiliza inmediatamente con facilidad, sin necesidad de borrar todo el nivel y volverlo a dibujar. El master hasta puede traerse el mapa pintado desde casa (si tiene cuidado de que no se le borre por el camino). Además como son rígidas, el DJ puede arrojarlas a la cabeza del jugador molesto y hacerle callar de golpe :P. Es lo más práctico y guay que he probado hasta la fecha.

Master Maze: Soy un capullo impulsivo, y cada vez que veo estas tiles desplegadas me lo hago encima. Me he gastado demasiada pasta en esta chorrada, pero no puedo evitarlo. Tienen algunos handicaps, para qué engañarnos, pero aprovecho cada oportunidad que tengo de utilizarlas con gran regocijo (y teniendo en cuenta que ahora mismo no arbitro nada, no tengo demasiadas).

Master Maze es un sistema de pasillos y habitaciones en 3D, pintadas a mano y modulables para diseñar los espacios más espectaculares que se pueden crear. Hay laguitos, cuevas, paredes de castillos, escaleras, calderos de lava, trampas, puertas secretas... no me digan que no es una cucada. Problemas: Caro, difícil de guardar, difícil de transportar, algo complejo de adaptar en dungeons ya establecidos a no ser que se tenga un stock de MM considerable. Ventajas: Es una puta pasada. Es el prop más espectacular y chanante que puedes poner sobre tu mesa de juego. Jugar un dungeon con este sistema seduce tanto a nivel visual como de juego. Esto es la jodida Industrial Light and Magic de los juegos de rol. Es mi pijada favorita, y seguro que este año en las Gen Con no podré evitar pillarme algún set más... Soy un enfermo.

Algo parecido a esto son las piezas de yeso (no lo hemos probado). Bueno, lo que te venden son los moldes a un precio astronómico y después te los tienes que fabricar tu en casa, pintarlos, montarlos. La ventaja es que puedes generar millones de piezas con un par de moldes, pero la verdad es que me parece demasiado curro para algo que después tampoco sabes donde meter.

Casitas de papel: De momento sólo las he probado con el HeroClix, pero hay escenarios brutales que pueden utilizarse en D&D guapamente; este barco, por ejemplo, es una pasada. Hay escenarios para medieval, urbano contemporáneo, ciencia ficción (ideal para WH 40K o Space Hulk). Es bonito y barato. Lo normal es que compres el PDF online y luego imprimas todos los juegos que necesites (aconsejo imprimir en un papel un poco robusto). Las posibilidades son infinitas, la única coña es que tienes que entretenerte a cortar, doblar y pegar (si probáis, os recomiendo el celo de doble cara, lo más limpio y práctico). Aquí os dejo un par de links para que les echéis un vistazo: Uno y dos.

En conclusión. La mayoría de estas historias son prescindibles, pero no me negareis que molan mucho. Y si no lo habéis probado nunca, ya me lo diréis. Enjoy.