7.07.2006

TENGO UN PROBLEMA

Y es que dudo, dudo (que halles un amor tan puro). Este agosto viajo una vez más a Estados Unidos por trabajo, me voy de convenciones. Primero me voy a Chicago a una convención de cómics, a las Wizard World y después me bajo a Indianápolis a las Gen Con por un tema de juegos.

Mi problema y mi duda es que justo el mismo fin de semana de la convención de Chicago se celebra en la misma ciudad el Lollapalooza, uno de los más importantes festivales del mundo. Y el cartel es para caerse de culo:

Red Hot Chili Peppers, Manu Chao, Wilco, Kanye West, Death Cab for Cutie, The Raconteurs (la nueva banda de Jack White), The Flaming Lips, The Shins, Common, Ryan Adams, Sonic Youth, Eels, The Dresden Dolls... y esto debe ser menos del 25% de todo lo que viene!. Y todo esto aparte del marco incomparable y la posibilidad de cruzarte en algún momento con Perry Farrell.

En circunstancias normales podría ir a currar a la convención por las mañanas, ya a media tarde me teleportaría al festival y podría ver lo mejorcito del cartel. Lo chungo es que en EE.UU. las bandas empiezan a tocar a las doce del mediodía (al chorro del sol), los cabezas de cartel tocan a las ocho de la tarde y a las diez todo el mundo a clapar a su casa. Así que como el jesuscristismo no se cuenta entre mis superpoderes, no podré estar en misa y repicando.

Me temo que tendré que sacrificar la música por los tebeos (cómo me tengo que ver), pero a la mínima que pueda me escaparé el último día a pegar botes. Es que el Lollapalooza es un evento musical de primer orden y no me puedo permitir el perdérmelo.

Aix, qué hacer, que hacer!


2 Comments:

At 6:24 p. m., Blogger 13 said...

En cambio yo en mi casita, sin sufrir esas dudas, es que tengo una suerte!!! XD

Un saludo

 
At 1:00 a. m., Blogger Flashboy said...

Si, si es que soy un cínico... :-)

 

Publicar un comentario

<< Home